Reflejo interno.

Me puse un buzo holgado y desgastado
y un polo de manga larga y cuello alto.

Usé unos zapatos cuyo color no iba con el resto del vestuario
pero que me eran tan cómodos como llevar el cabello amarrado.

Me olvidé de mi apariencia y me dediqué a buscar mi esencia,
sin importar las críticas hacia mi estilo
pues tampoco me gustaban los cumplidos.

Decidí cambiar mi imagen
para transmitir un mensaje:

No importa cuán bella te veas
si no demuestras lo esencial qué es que lo seas,
de corazón.

Vístete
Maquíllate
Engalánate
Pero nunca olvides antes bañarte de amor.

-María Rubio.

Anuncios

20 comentarios en “Reflejo interno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s