El Analfabeto.

Amanecí esperando el saludo del sol, y este fue tan amable que me sonrió con un caluruso esplendor.

Bailé con todo mi humor y, sin vacilar, corrí hasta la mar.

Con cautela, entré en el agua y dejé que sus olas me abrazaran.

Decidí volver a casa pero, antes, quise intentar contar mil granos de arena, y me di cuenta de que estaba compuesta por pequeñas piedritas de diferentes colores; no alcancé a pronunciar ni el número 11.

Entonces, me acosté mirando al cielo, cuestionando lo que para mí fue tu descubrimiento.

Facilmente, me hallé hablándote en mi mente, hasta que escuché un ladrido de Gato, y volteé a mirarlo.

Gato se lanzó sobre mí como si no me hubiese visto en años, besó todo mi pecho y me hizo estar contento.

Huí de tu perro tan rápido que, por un segundo, me vi siendo Flash; sin embargo, él me pasó por el lado derecho, presumiendo ser mi Reverso.

Imaginé tu rostro al llegar al jardín de orquídeas que tanto mimabas y, haciéndome el fuerte, me negué a admirarlas.

Jugar con ellas no iba a ser posible esa primavera, sólo Gato podía disfrutar de quererlas.

Karla -la cocinera-, me observó desde el cultivo de verduras. Ella me llamó con un canto de los llanos, y yo me dejé seducir de inmediato.

La señora me apapachó como a su hijo más querido, como también lo hacía contigo; no obstante, sonó tu risa de niña amada en mi cabeza, y de sus brazos me salí sin pena.

Me disculpé con la reina de las tortas de piña y -sin pensarlo-, le dije que el desamor es la experiencia con más desdicha.

No tuve el corage de analizar su expresión; sabía que mostraría sentir lastima aun si hubiese hecho lo posible por no caer en la tentación.

Ñoño me sentía…

Oscuro veía y escuchaba todo lo que tenía que ver contigo ese día: la playa, el Gato, las orquídeas, la señora Karla… Y se apróximaba el almuerzo -tu plato favorito-, carne en guiso.

Pero, me pregunté cuál sería el resultado de sumergirme en mis recuerdos; de darle la libertad a mi memoria de visitarte a toda hora.

Qué ganaría con pensar en ti al escribir cualquier grafía.

Recapacité en el amor que yo mismo me tenía, y concluí que -quizá- no me merecías.

¡Suéltala! -me dijo lo más profundo de mi ser.

Tuve, primero, que acordarme de ti con un dolor que desgarraba mi corazón, hería mis sentimientos, y pisoteaba mi orgullo sin remordimiento.

Usé mis metas y objetivos para superar el sufrimiento.

Vi otro yo -conmovido y golpeado-, pero esperanzado.

Wow! -grité en inglés a los 4 vientos, en el mes siguiente, al sentirme sano de las secuelas de tu mal amor, que no me dejaba ver la vida como un galardón.

Xilófono toqué para Gato y Karla, y toda la servidumbre de tu casa, qué tan maravillada estaba de mi faz renovada.

Yo era para ti un desprecio por ser una persona analfabeta, pero aprendí las 27 letras y a armar palabras con ellas, sólo para que leyeras de mi propia mano, que ni siquiera el hombre más culto del mundo te amará como yo te he amado.

¡Zanjaría -créeme- mis diferencias con el resentimiento que te tengo, pasaría por alto tu humillación y rechazo si me mostrases, tan sólo, una mirada con sincero aprecio! Porque conocí tu lado sensible y vulnerable y, si quisieras, ni el mayor de tus prejuicios podría ganarle.

PD: No hay peor analfabetismo que el emocional.

Tu abecedario.

María Rubio.

Anuncios

6 comentarios en “El Analfabeto.

  1. Al'x dijo:

    ¡Pardiez! Progresos más que obvios en la ingeniería literaria aplicada en los auríferos escritos de María.

    Será que el talento despierta, se reconoce y asoma y… ¿lo pone todo ‘boca abajo’?.

    Si es así… ¡que así sea!

    (Voy a por el champagne…)

    Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s